Atlantic Canarias

Patronal y sindicatos de estiba se enfrentan al reto de la estabilidad, única garantía de futuro

Patronal y sindicatos de estiba se enfrentan al reto de la estabilidad, única garantía de futuro

CompartirShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Fuente: diariodelpuerto.com

Negociaciones, preavisos, huelgas, treguas, preacuerdos, subrogaciones, todo esto bulle a gran velocidad estos días en los puertos fruto del conflicto de la estiba. Sin ir más lejos, al cierre de esta edición el viernes la patronal decidía si aceptaba la propuesta sindical de definir unas reglas de juego que permitan poder afrontar una negociación sosegada del V Acuerdo Marco.

No obstante, esta propuesta, como ha venido informando Diario del Puerto, no es más que una tregua que permitiría desconvocar las ochos jornadas de huelga en horas alternas que tienen ya sobre la mesa los sindicatos.

Es, por decirlo coloquialmente, pan para hoy y hambre para mañana pues la clave es la negociación de ese V Acuerdo Marco que tendría como fecha límite para rubricarse el 30 de septiembre.

Por tanto, hasta entonces y a partir de entonces el objetivo debiera ser con independenia de todo la “estabilidad”, por cuanto lo que más daño puede representar para los puertos españoles tanto a corto, como a medio, como a largo plazo es la incertidumbre, es la tensión latente, son las heridas cerradas en falso, es la sensación de que en cualquier momento se pueda romper la paz entre empresas y trabajadores y generarse no ya sólo huelgas en cualquier circunstancia, sino los temidos bajos rendimientos.

Todas estas cuestiones fluyen bajo anuncios como el confirmado el jueves por Fomento por parte de la naviera Maersk, que estaría valorando retirar 35.000 movimientos semanales de su terminal de Algeciras, lo que podría provocar la pérdida del 70% del tráfico.

El debate interno en el seno de la patronal también ha transitado estos días por estos derroteros pues no se quieren dar patadas hacia adelante, no se quiere firmar cualquier cosa para eludir las huelgas inminentes, lanzando mensajes erróneos de cara a la negociación definitiva del V Acuerdo Marco, donde se debe articular un sistema no sólo respaldado por todos los agentes sectoriales en ese momento, sino que no ofrezca dudas ni sea foco permanente de disensiones y conflictos en cuestiones como ingresos, formación o nombramientos.

CompartirShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn