Atlantic Canarias

Coordinadora sólo aceptará hechos y no meras palabras de una patronal cada vez más dividida

Coordinadora sólo aceptará hechos y no meras palabras de una patronal cada vez más dividida

CompartirShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Fuente: diariodelpuerto.com

La patronal de empresas estibadoras ANESCO debatirá esta tarde en Asamblea General a partir de las 16:00 horas si acepta o no la propuesta de preacuerdo planteada por los sindicatos de estiba, que supone dar una tregua al conflicto mediante la subrogación del personal y mientras se negocia el V Acuerdo Marco con el 30 de septiembre como fecha tope.

La Asamblea de la patronal se celebra en cumplimiento estricto del plazo mínimo de 72 horas con el que se puede convocar este órgano, de ahí el día, viernes, y la hora, cuatro de la tarde, no precisamente las más propicias para afrontar un debate en el que se espera que, de nuevo, quede patente la profunda división interna de la patronal, con posiciones muy encontradas entre quienes quieren aprovechar al máximo las ventajas del fin del monopolio y la liberalización de la estiba y de quienes apuestan por la estabilidad como principio esencial y por aceptar los posicionamientos sindicales.
Unos posicionamientos cada vez más firmes como pone de manifiesto el que en el banco sindical las palabras ya no tengan valor y lo que se busca sean hechos.
Y es que tras la huelga de 48 horas consecutivas que ha expirado esta mañana a las 8:00, este mismo lunes arranca otra ola de movilizaciones con hasta 11 jornadas de huelga en horas alternas, movilizaciones a expensas del resultado de la reunión esta tarde de ANESCO y que, según fuentes del sindicato Coordinadora, no se van a desconvocar por una simple declaración de intenciones.
A Coordinadora ahora mismo ya no le basta el “sí” de ANESCO. Fuentes del sindicato aseguran que es preciso que hoy la patronal dé muestras claras de su implicación con medidas como, por ejemplo, comprometerse a la firma del preacuerdo este mismo lunes y, a partir de ahí, iniciar desde ya la negociación del V Acuerdo Marco.
Sólo con un gesto de este tipo los sindicatos estarían dispuestos a desconvocar las huelgas de la próxima semana.
Ahora bien, para llegar a ello ANESCO deberá afrontar una dura e intensa Asamblea de resultado muy incierto, donde tanta inquietud genera un posicionamiento favorable al preacuerdo, como un posicionamiento contrario al mismo, como un sí con “peros”, lo cual haría muy difícil evitar la huelga de este lunes.
Todo es posible en una asamblea donde está a flor de piel tanto el miedo al impacto directo en las cuentas de resultados de las huelgas, como el miedo a desaprovechar la oportunidad histórica de liberalizar el sector, mezclado con las sensaciones de quienes se sentían asfixiados por el sistema ahora derogado como de quienes ante todo valoraban la productividad del trabajo efectivo.
Con este telón de fondo, hay que recordar que el preacuerdo que ofrecen los sindicatos se centra en la subrogación y en el control de los ingresos y la formación. En cambio, por encima de estas trascendentales cuestiones, a las empresas les preocupa de forma particular el recuperar el control de los nombramientos, clave para la eficiencia productiva, una cuestión que no se desarrolla en el preacuerdo sindical ofrecido a modo de tregua.
En el seno de ANESCO también hay una clara división entre quienes desde la paciencia apuestan por mirar a largo plazo, y entienden que el mero paso del tiempo terminará por resquebrajar las puertas que los sindicatos quieren ponerle al nuevo mercado, y quienes impacientes buscan ya resultados.
CompartirShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn